lunes, 4 de octubre de 2010

REFLEXIONES EN EL DIA DEL DIPLOMATICO

REFLEXIONES EN EL DIA DEL DIPLOMATICO.

En octubre del año 2003 remití, desde el Consulado General de la República en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, lugar donde prestaba funciones como Cónsul General, el cable que a continuación transcribo.

Es curioso ver como los temas allí tratados son, al día de hoy de actualísima vigencia, y no porque quien esto les escribe sea mago o superdotado, sino porque todo sigue o está como era entonces...

Cuando el dia de ayer ví por TV la llegada de la Presidente a Alemania, donde el inefable "Tano" Taccetti la recibió a los besos y abrazos, no pude menos que sonreir y recordar. En próximas entregas verán porqué.

TEXTO DEL CABLE CA CSCRS 010437/2003. – FECHA: 06/10/2003

DESTINO:CGABI ACSUM,COSUP,CVILL,DIAJU,DIGAC,DIGMA,DNERE,EPERU,SCREI,SEREE,SUALA,SUBIE,SUINS,UNAUD,CALIF,CTARI,DGINS,DICOM,DIGHU,DIPER,
EBOLV,ISEN, SECUL,SIGEN,SUBCO,SUBPE,SURCI,OCOVU

TITULO: REFLEXIONES EN EL DIA DEL DIPLOMÁTICO


Por problemas informáticos ajenos a esta Representación, envío con retraso esta colaboración para las autoridades de la casa en el Día del Diplomático.

Teniendo como marco lo precisado con anterioridad en mis CA de Ref: A), B) y C), donde señalé la importancia que el Sr. Presidente de la República haya expresado reiteradamente la intención gubernamental de dejar atrás censurables maniobras del pasado e impulsar un marco de transparencia en el manejo de la cosa pública, estimo conveniente realizar un breve análisis sobre la situación actual de nuestro cuerpo profesional.

TROPELIA Y PREMIO

En primer lugar, y teniendo presente el contexto antes expuesto, debo señalar que con las designaciones de los señores Piñeiro Iñiguez en Ecuador y Taccetti en Italia se ha generado un mensaje absolutamente decepcionante y contradictorio con la nueva política que el Gobierno Nacional quiere implementar; es irrefutable que asistimos a una virtual privatización de la Cancillería en beneficio de unos pocos, algo fácil de demostrar.

Es penoso e incomprensible que algunos funcionarios que buscan perpetuarse en las más altas jerarquías, incluso por procedimientos reñidos con la ley, estén recibiendo el apoyo de la actual conducción política de la Cancillería, conducción política que pertenece, precisamente, al elenco gubernamental que enfatiza, “urbi et orbe”, su voluntad de terminar con las malas prácticas del pasado.

REPRESENTACION DEL CUERPO DIPLOMATICO EN ACTIVIDAD

En segundo lugar, debo señalar que ha colapsado el sistema de representación del cuerpo diplomático en actividad, ya que quien pretende erigirse en vocero de todos los integrantes del Servicio Exterior de la Nación es el APCPSEN, organismo inoperante y desprestigiado que solo representa a una parte minoritaria de los mismos; como egresado de la primera promoción del Instituto del Servicio Exterior de la Nación participé activamente en la creación de esta Asociación, de la que me separé, como muchos otros colegas, cuando los dirigentes de turno comenzaron a convertirla en un “club de alpinismo” para provecho propio.

Todavía está fresco el recuerdo del ex Presidente Parentini Posse que salió por Ezeiza antes de los 120 días posteriores a la asunción de su mandato, periplo ininterrumpido hasta ahora con cuatro embajadas consecutivas en su haber; pero no es el único caso, muchos otros se favorecieron desde allí con “buenos” traslados y/o ascensos, llegando algunos a integrar listas cuestionadas judicialmente por sus propios colegas. Es inconcebible que ni siquiera se tenga la valentía de sancionarlos moralmente.

Deseo dejar en claro que estoy en absoluto desacuerdo con las opiniones, procederes y gestiones que pueda o pretenda llevar adelante esta Asociación que no me representa; menos ahora, luego del lamentable manejo del llamado “caso Cuba”.



ESTRUCTURA BUROCRATICA

Hay un tema de fundamental importancia, como es el colapso de la estructura burocrática de los funcionarios del Servicio Exterior en actividad, cuyas propuestas de solución, hasta el momento, se han basado en ignorar y/o disimular el problema y acrecentar la instalación en la misma, precisamente de aquellos que la han tomado por asalto.

Es por todos sabido que muchos colegas, por diversas circunstancias, pero con un mismo anhelo “ alpinístico”, han obtenido su ascenso a embajador antes de los 50 años, hecho que, automáticamente, adiciona una nueva carrera dentro de la carrera: la de embajador. Los que así arribaron, tendrían asegurada una permanencia legal de más de veinte años en la máxima categoría, período varias veces superior al que tuvieron los funcionarios políticos de turno que posibilitaron su encumbramiento. Los funcionarios políticos se usan y pasan, los Embajadores quedan. Todos lo sabemos.

ADELANTO DE LA JUBILACION

Por eso sorprenden algunas propuestas que, so pretexto de solucionar el congestionamiento que esta situación acarrea, proponen temerarios dislates. En este contexto quedan todavía vestigios de la que impulsara en su momento el hiperquinético ex Vicecanciller del ex Ministro Ruckauf, Jorge Faurie, quién, mientras se debatía la derogación de nuestra ley de jubilaciones, impulsaba a su vez la jubilación a los sesenta y cinco años de todos los funcionarios, con un intencional desconocimiento de la ya estudiada y fundamentada escala jerárquica vigente en la Ley Nº 20.957, con el claro objetivo de facilitar la arremetida final de los jóvenes turcos ya evidentemente logiados en la empresa, hecho público y notorio. ¿Alguna duda ? Ver y analizar las listas de ascensos del ex Canciller Ruckauf.

Tal despropósito se frustró por la razonable intervención de probos colegas, pero el impulsor del dislate, que debió hacer abandono del “vicecancillerato” por sus no muy claras relaciones societarias con el ex Secretario Privado del ex Presidente Menem Ramón Hernández, goza de un injustificado descanso lusitano. Otra vez más de lo mismo: tropelías y suculentos premios.

Es evidente que todos los “reformadores”, además de actuar con un interés personal y sectorial, han ignorado adrede que el Servicio Exterior de la Nación, por definición legal, es “la organización fundamental del Estado nacional para el desarrollo de sus relaciones en la comunidad internacional (art. 1º de la Ley orgánica nº 20.957), donde se preveía, expresamente “un régimen previsional adecuado a las peculiaridades y necesidades propias del sector”. (Mensaje enviado al Congreso por el entonces Presidente Juan Domingo Perón, el día 8 de marzo de 1974)

Va de suyo que cualquier “interesada” derogación de la ley especial afectará la profesionalidad de los funcionarios diplomáticos sin razón alguna que lo justifique.

Por eso me resulta inconcebible que en el año 2003, por la impune tropelía de unos pocos, que ya no son tan pocos puesto que el mal ejemplo gana adeptos a diario, se siga destruyendo un cuerpo profesional que cumple con creces el requisito de idoneidad requerido por el Art. 16 de la Constitución Nacional.

Para aquellos “pícaros y picaroncitos” (ver HISTOSEN) que traviesamente la ignoraron y la ignoran, debemos recordar que la normativa vigente es elocuente en ello: se ingresa al Instituto del Servicio Exterior de la Nación por Concurso Público (algunos no lo hicieron), del cual se egresa dos años después.

Una simple operación aritmética nos dice que si tenemos presentes los requisitos para el ingreso y egreso del I.S.E.N, para acceder a la carrera diplomática se necesita un plazo mínimo de 6/7 años. Ahora bien, si el límite de edad de ingreso es de 35 años y se pretende llevar la jubilación a los 65 años, nos encontramos con que luego de egresar del ISEN hay que escalar siete categorías en 28 años. El diagnostico de la situación es simple; numerosos ascensos se han venido realizando en el límite del tiempo prescripto por la ley y aún antes, - hay ejemplos -, concretando, muchos de ellos su ascensos a embajador antes de los 50 años, lo que ha llevado a un colapso el natural recambio generacional que es imposible ocultar. Además, tampoco se ha respetado el natural sistema de depuración previsto por la ley en otras categorías por lo que la situación se ha tornado a todas luces inviable.

La “solución” de cortar la carrera a los 65 años so pretexto de depurar y/o reacomodar el escalafón es una maniobra y un planteo nada novedoso que cada vez que surge el tema propician estos picarones; maniobra que no puede ser consentida por injusta y por afectar un sistema legal absolutamente idóneo que ha sido vergonzosamente desquiciado por los ambiciosos de turno que, desde posiciones personales o institucionales, han contribuido a este desastre. Un ejemplo: basta ver el actual escalafón para ver quienes son los funcionarios que tienen garantizados de 29 á 20 años como Embajadores.

“CARRERA DE EMBAJADOR”

La integran los siguientes funcionarios:

VASQUEZ, Jorge:
Ascendió el 21/5/1984 a los 41 años (nació el 4/1/1943). Al jubilarse tendrá 29 años de embajador. (ascendió de Secretario a Embajador en un solo acto administrativo). Cabe reconocer que fue el único que sufrió cárcel durante largos años.

LISTRE, Arnoldo:
Ascendió el 31/12/1981 a los 43 años (nació el 22/2/1938). Al jubilarse tendrá 27 años de embajador. (se advierte que ingresó como Ministro)

CANDIOTTI, Enrique:
Ascendió el 31/12/1980 a los 44 años (nació el 23/5/1936). Al jubilarse tendrá 26 años de embajador.



PFIRTER, Rogelio:
Ascendió el 26/5/1992 a los 45 años (nació el 25/8/1948). Al jubilarse tendrá 25 años de embajador. (actualmente en un organismo internacional por cuatro años congelando la vacante, con posibilidad de reelección y jubilación internacional)

KELLY, Elsa:
Ascendió el 6/2/1984 a los 45 años (nació el 28/2/1939). Al jubilarse tendrá 25 años de embajador.

FIGUEROA, Gustavo:
Ascendió el 28/12/1981 a los 45 años (nació el 6/1/1936). Al jubilarse tendrá 25 años de embajador. (ingresó como Consejero)

TORRES AVALOS, Oscar:
Ascendió el 10/5/1984 a los 46 años (nació el 8/2/1938). Al jubilarse tendrá 24 años de embajador. (ingresó como Consejero)

KELLER SARMIENTO, Carlos:
Ascendió el 31/8/1980 a los 46 años (nació el 28/2/1934). Al jubilarse tendrá 24 años de embajador.

OLMOS, Daniel:
Ascendió el 12/9/1985 a los 47 años (nació el 8/6/1932). Al jubilarse tendrá 23 años de embajador. (ingresó como Consejero)

RUIZ CERRUTTI, Susana:
Ascendió el 6/10/1987 a los 47 años (nació el 18/11/1940). Al jubilarse tendrá 23 años de embajador.

FAURIE, Jorge:
Ascendió el 1/2/1998 a los 47 años (nació el 24/12/1951). Al jubilarse tendrá 23 años de embajador.

RICARDES, Raúl:
Ascendió el 1/1/1993 a los 48 años (nació el 13/3/1945). Al jubilarse tendrá 22 años de embajador.

MORELLI, Alfredo:
Ascendió el 1/1/1998 a los 48 años (nació el 30/1/1950). Al jubilarse tendrá 22 años de embajador.

PINEIRO IÑIGUEZ, Carlos:
Ascendió el 25/11/2002 a los 48 años (nació el 26/12/1953 ). Al jubilarse tendrá 22 años de embajador.

KLECKER, Juan Carlos:
Ascendió el 1/1/1993 a los 49 años (nació el 9/2/1944). Al jubilarse tendrá 21 años de embajador.

FREYRE, Julio César:
Ascendió el 1/1/1997 a los 49 años (nació el 9/2/1948). Al jubilarse tendrá 21 años de embajador.

TACCETTI, Victorio:
Ascendió el 19/10/1992 a los 49 años (nació el 22/1/1943). Al jubilarse tendrá 21 años de embajador.

CORDOVA MOYANO, Felix Alberto:
Ascendió el 1/1/1993 a los 49 años (nació el 16/11/1944). Al jubilarse tendrá 21 años de embajador.

BAQUERIZA, Luis:
Ascendió el 1/1/1997 a los 49 años (nació el 5/9/1948). Al jubilarse tendrá 21 años de embajador.)

SANCHEZ ARNAUD, Juan Carlos:
Ascendió el 17/9/1990 a los 49 años (nació el 23/4/1941). Al jubilarse tendrá 21 años de embajador.

CHIARADIA, Alfredo:
Ascendió el 31/12/1995 a los 50 años (nació el 15/2/1945). Al jubilarse tendrá 20 años de embajador.

LAPSENSON, Jorge Teodoro:
Ascendió el 1/1/1998 a los 50 años (nació el 19/9/1948). Al jubilarse tendrá 20 años de embajador.

BASABE, Horacio:
Ascendió el 1/1/1992 a los 50 años (nació el 15/2/1942). Al jubilarse tendrá 20 años de embajador.

BEAUGE, Victor Enrique:
Ascendió el 19/9/1986 a los 50 años (nació el 21/9/1936). Al jubilarse tendrá 20 años de embajador.

ONIS VIGIL, Carlos:
Ascendió el 1/1/1993 a los 50 años (nació el 16/5/1943). Al jubilarse tendrá 20 años de embajador.

VILLAGRA DELGADO, Pedro:
Ascendió el 25/11/2002 a los 50 años (nació el 29/9/52). Al jubilarse tendrá 20 años de embajador.


EN LA “GATERA” Y CON BRIOSOS DESEOS

Cabe advertir que el exclusivo “Club de los Andinistas”, me rectifico, anteriormente hablé de alpinistas, se agranda y fortifica merced al arribo de un número nada despreciable de serios aspirantes a obtener el máximo galardón; ellos son los Ministros de 1ra. que arribaron a esta categoría con menos de 50 años y desean traspasar la meta a como dé lugar.

CONCLUSION

Con lo antes expuesto queda demostrado que es imposible seguir promocionando funcionarios si existen Embajadores que tienen bloqueadas las vacantes por más de veinte años y un segundo grupo, no menos importante para el análisis del “bloqueo”, que inescrupulosamente pretende seguirle los pasos. Un disparate solo posible en nuestra Cancillería, fruto de la irresponsabilidad de algunos y la avaricia de muchos; la única solución a la que atinan parece ser la de incrementar permanentemente el número de vacantes, porque, de seguir así las cosas, solo resta esperar que la situación explote por inviable.

La ecuación es sencilla: o se adopta una medida correctiva a esta situación o en el mediano plazo casi todos los funcionarios serán embajadores, con el consiguiente descrédito que esta situación producirá. Lo reitero, en la práctica hemos incorporado, al margen de la carrera diplomática, la carrera de embajador.

Es manifiesto e irrefutable que se ha violado toda racionalidad en el tema ascensos. En el caso en análisis, esta moda de ascensos meteóricos, que es un enorme disparate, debe ser superada, pero no de la manera que impulsan los beneficiarios de la aberración, sino con medidas ejemplares que solucionen seria y definitivamente la situación por ellos mismos planteada.

Es apasionante ver como los integrantes del exclusivo “Club de los 20 Años” y sus delfines asociados defienden con ardor el profesionalismo cuando se trata de acceder a cargos de Embajador; tal pasión se diluye y se transforma en amnesia pura cuando el tema en discusión es el descalabro del escalafón, ocasionado por ellos mismos.

UN ULTIMO LLAMADO A LA REFLEXION.

Para finalizar debo señalar que no puede seguir vigente este sistema perverso por el que unos pocos que se han adueñado de la Cancillería, con el beneplácito de los gobiernos de turno, sigan retroalimentando sus ambiciones personales en detrimento de la mayoría de sus colegas y del Servicio, porque en esta desenfrenada, irracional e inmoral competencia TODO SE RELEGA A FAVOR DEL “YO QUIERO...”. Hay cientos de ejemplos, algunos paradigmáticos, como aquellos que han estado destinados como embajadores 12 años consecutivos; otros que van saltando de embajada en embajada durante varios años para favorecer inquietudes propias y/o simplemente mejorar “currícula” y “estatus” y, de paso, cobrar unos nada despreciables dólares por concepto de gastos de traslado; otro repite destino hasta ostentar el llamativo record de ser destinado de 5 veces en un mismo país y ciudad (¿debo señalarlo?); otras Embajadas y Consulados Generales – Centros de Promoción Comercial -, son cubiertas por funcionarios de menor rango que estadías previas en gabinetes les posibilitan. ¿Puede esto seguir funcionando así ?

No habrá solución mientras el contubernio de pocos triunfe por sobre los legítimos intereses de todos.


PERSECUCIONES Y DISCRIMINACIONES

Los que por razones políticas, fuimos exonerados durante varios años y perseguidos y discriminados durante toda nuestra carrera, sabemos muy bien como es todo esto. Ser peronista, buen funcionario, patriota, trabajador, responsable y equilibrado no ha sido, y pareciera ser sigue no siendo, la mejor de las cartas de recomendación para esta Cancillería de los últimos 48 años. Pero no por ello vamos a consentir que los colaboradores del proceso militar que ocasionó tanto daño a algunos colegas, así como los delatores, arribistas, avaros e inmorales sigan mal resolviendo sobre nuestro destino y mal representando los de la Nación en las postrimerías de nuestras carreras, mientras preparan el puente de plata para sus “logiados” herederos.

Resulta contradictorio que, en momentos en que el Presidente de la República se halla empeñado en la renovación de las formas de hacer política y en brindar máxima claridad a todos los procesos del quehacer público, enfrentando y combatiendo la corrupción en todas sus formas, ciertas tradiciones y/o conductas de corte “exclusivista” y/o “logiero” se sigan tolerando en nuestra Cancillería, aparentemente con la anuencia de las actuales autoridades de la casa que se supone representan lo que pregona a diario el Primer Mandatario.

De continuarse este curso ignominioso en esta materia, al menos en mi caso, de ser necesario, actuaré, por primera vez, en todos los frentes, en forma institucional, política, parlamentaria y judicial.

Por lo expuesto agradeceré al Sr. Canciller poner en conocimiento del presente al Sr. Presidente de la República.


Ministro de 1ra. Juan Carlos Saint-Lary
Cónsul General en Santa Cruz de la Sierra -Bolivia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada