jueves, 21 de octubre de 2010

CRONOLOGIA DE UN MAL EDUCADO Y ALGO MAS

Para quienes (y les recuerdo que basicamente esto va dirigido a los jóvenes) hayan leído, creo que la última entrada, El Límite de lo Tolerable, puede que algunos conceptos allí vertidos sobre los dos personajes en cuestión, el "Toto" Taccetti y el "fabricante de libros", Carlos Piñeiro Iñíguez, los lleven a pensar...bueno, este tipo sangra por la herida, habrá metido la pata y le llamaron mañamente la atención, etc. etc.

Nada de eso, al "Toto" lo conozco bien y, cuando yo me desempeñaba como Cónsul General en Montreal y el titular del Consulado General en Nueva York era Juan Carlos Fernandez, un gran amigo lamentablemente fallecido, en mis viajes a dicha ciudad lo invitábamos a almorzar, Juan Carlos me lo pedía, "para no dejarlo solo"... era, todavía, una persona simpática y normal.

Al otro no le conozco ni la cara, pero por los antecedentes que poseo, es bastante peor que el "Toto". Hagamos un poco de historia y verán porque:

Corría el año 2003, mes de mayo, a muy pocos días de la asunción de Nestor Kirchner como presidente. Como todos saben, las noticias en Cancillería de ascensos, traslados, sanciones y nombramientos, de una forma u otra trascienden.

Así fué que nos enteramos que al "Totito" se le había ido la mano, creía que por haber sido ladero incondicional de Ruckauf, Vernet, Di Tella y otros, estaba en todo su derecho de aspirar a la Embajada en Brasilia!!! Todo esto 20 días antes que asumiera el nuevo Presidente!!! Señores, cuando en uno de mis cables dije que "Es por todos conocido el hecho que, días antes de su partida, el ex Canciller Ruckauf designó Embajadores en Brasil y Bolivia - designaciones que los interesados aceptaron con inmoral desenfado...", me quedé corto, muy corto.

Pues bien, lo de Taccetti no prosperó aunque mal no le fué, al parecer los "K" tienen una manera muy peculiar de ejercer su potestad de aplicar premios y castigos, a este señor (sigo siendo amable), que intentó desvergonzadamente cercenarles la posibilidad de nombrar en Brasil, destino clave para cualquier administración, a quien estimasen mejor les servía, no solo no lo sancionan sino que "lo castigan" enviándolo de Embajador a Roma.

A Piñeiro I. la cosa le fué mejor, llegó a La Paz sin que le frenaran el "operativo traslado", "embolsicándose", luego de una muy peculiar estadía en República Dominicana, suculentos gastos de traslado.

En el cable "El Limite..." algo les cuento, pero en futuras entregas lo haremos en detalle. Ahora veamos como llegó y como se presentó en su nuevo destino este arquetipo de las relaciones exteriores.

El día 5 de mayo de 2003 en el Consulado General en Santa Cruz de la Sierra, del cual era titular, se recibe "copia" de un cable de la Embajada en La Paz, de prioridad "Muy Urgente", "Reservado"(¿?), firmado por el flamante Embajador y dirigido a DIPER (Dir. de Personal), con copia a 35 diferentes áreas de la Cancillería entre las cuales, menos mal!!!, estábamos los Consulados de la jurisdicción. Su Excelencia, al menos, se había dignado hacernos saber de su llegada, via copia y de la siguiente manera:

"DIA 4 DE MAYO 21,05 HRS. ARRIBE Y ME HICE CARGO DE ESTA REPRESENTACION DIPLOMATICA". PIÑEIRO IÑIGUEZ.

Desconozco si los titulares de los otros Consulados en Bolivia acusaron recibo de tan elegante y fraterna modalidad de presentarse y le desearon éxito en su futura gestión. Confieso que lo hubiese hecho si se hubiese dignado enviar un cable directo - que es lo que correspondía -, a cada Consulado. Como no lo hizo por mi parte hubo silencio de radio.

Sigue en la próxima.

J.C. Saint-Lary

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada